Dolor patelofemoral

Características de la dolencia

¿Se ha preguntado qué ocurriría si la rótula de su rodilla no permaneciera en su lugar? ¿Cómo afecta este pequeño hueso al movimiento de la misma?

Estudios realizados, confirman que hasta el 40% de las lesiones de rodilla están asociadas a problemas de la rótula, que alteran el movimiento (especialmente al subir escaleras o ponerse de cuclillas) provocando severo dolor en la parte anterior de la rodilla. (Rothermich M.A. et al., 2014). 

La rótula es un hueso sesamoideo, es decir que está incrustado en un tendón, en este caso el tendón del cuádriceps. Su función es actuar como polea y transferir las presiones para optimizar el movimiento de la articulación de la rodilla y mejorar la eficiencia del cuádriceps. La rótula o patela, se aloja en la cara frontal de la articulación de la rodilla, y recibe su estabilidad de los componentes esqueléticos y musculares colindantes.

Cuando la rótula está bien alineada y equilibrada, es capaz de intensificar la fuerza de los cuádriceps durante la extensión porque actúa como una palanca. Por el contrario, un equilibrio pobre o el desplazamiento lateral de la rótula pueden provocar estrés indeseado en su parte inferior, así como dolores a cada paso con la consiguiente disminución en la calidad de vida.

Productos relacionados con la dolencia